¿Qué soy? ¿ En qué me he convertido?

 

No sabría ni por dónde empezar!

 

Pero, lo que tengo claro, es que una coadicta, no es lo que soy… es sólo un estado de caos mental, en el que no demuestras lo que eres. Estoy enferma de coadicción pero eso no define lo que soy.

 

NO SOY, y NO volveré a ser, esa persona que he permitido que, en nombre de un amor mal entendido, desaparezca, desdibujando mi ser, matando mis ilusiones, renunciando a mis metas y…. en general a mi vida.

 

Es más interesante que intente recopilar como era antes de compartir mi vida con un adicto durante 7 años; eso se dice pronto.

Volveré a ser esa persona con un sentido del humor bastante negro, que se tomaba la vida medio en serio medio en broma, responsable conmigomisma y con el trabajo. Sensible, cariñosa, altruista, defensora de las causas perdidas, con un gran sentido analítico, amiga de mis amigos y en busca de un amor sano.

Mi camino será largo, tortuoso, con días buenos y días malos, pero tengo claro que llegaré a la meta. Desde hoy, es mi propósito y me dedicaré a ello en cuerpo y alma.